domingo, noviembre 19, 2006

Hoy no me puedo levantar

Y continuando con la racha Mecano y la música de mi vida, este viernes 17 tuve la fortuna de presenciar gratis el musical de Nacho cano: Hoy no me puedo levantar, para cerra de forma espectacular una semana que empezó de forma lamentable y no prometía demasiado. Os cuento que había quedado con una de mis amigas de ir a tomar un café, por lo que nos citamos en el Centro Cultural Telmex, pero compromisos legales me impidieron llegar a tiempo; durante su espera, una persona le ofreció unos boletos para el musical completamente gratis, así que cuando llegué ya estaba desesperada, pues la función acababa de comenzar. Esta vez nos tocó en palco, en la fila D, siendo la segunda ocasión que nos obsequian boletos para un musical en esos teatros. ¡Vaya suertudas!

En fin, que nos tocó llegar en la primera canción, Hoy no me puedo levantar, y escuchar la historia de dos amigos que se van a Madrid persiguiendo su sueño de ser cantantes, durante llos inicios ded los 80's. Basándose en la historia de Mecano, y con adaptaciones de sus letras, Nacho Cano construye una historia similar que poco a poco se va desviando, mientras nos muestra la magia de una década que para muchos es parte de nuestras vidas. Si bien la obra fue adaptada al público mexicano, lo que incluye nuestro propio argot, uso de musica que no saltó al otro lado del charco y horrendos programas de TV, casi no sufre cambios, y sigue hablando de lo que ocurría en España, incluído el golpe del 82, las drogas, el inicio del SIDA, etc. Salpicada de muy buenos toques de humor, personajes adorables y un poco -o mucho- de melodrama, la obra nos narra la historia de un grupo musical que surge de la nada, su destrucción por culpa de un ego demasiado grande, los destinos de los distintos miembvros del grupo y los grandes romances que les rodean. En fin, pequeñas pinceladas y guiõs que incluyen lo mismo música de flans que a los Blues Brothers presenciando un concierto, o una coreografía en el cementerio con remimniscencias de Michael Jackson.

Me encantó el performance de la canción Lía, de JoseCano, que incluyó bailarines acrobáticos, la mezcla de Laica/Dalí, con una producción muy cuidada, los saltimbanquis del final, y la magna sorpresa del evento: Ana Torroja cantó en vivo una de las canciones del musical: El fallo positivo. Fué fantástico ver de nuevo juntos a Ana y Nacho juntos, una magia particular que se me quedó grabada. Sólo hizo falta José María para ser perfecta la noche. Según nos contó Ana, esa noche era especialísima también para ella, pues hacía 14 años que no cantaba acompañada por Nacho en los teclados. También reconoció que uno de sus deseos cuando era parte de Mecano era poder ser parte del público, y que gracias a la obra había podido comprender que su grupo realmente tenía magia. Terminó la velada cantando otra versión de Hijo de la Luna, por lo que puedo presumir de haber visto y oído esta semana cantar a Ana 3 versiones distintas de la pieza, completamente en vivo.

Fue otro espectáculo que se prolongó a más de 3 horas de duración, debido a lo emotivo del momento y el fervor del público mexicano. Un cierre fascinante que me parece una magnífica compensación que equilibrará la balanza de un año más bien amargo. Después de todo, Mecano ha sido parte de mi vida desde la adolescencia, así que esa música la llevo metida en el corazón.

4 comentarios:

Ricardo G. Yayo dijo...

Te veo últimamente muy "mecanizada".

Un beso ;-)

mithras dijo...

Que suerte tienes, quiza pueda ir un dia de estos a ver el musical, yo me tuve que conformar hace unos dias con Los Productores, muy bueno, genial, pero tengo mono de divertirme como si tuviera 15 años con las canciones de mi ¿niñez?, tampoco soy tan joven jajjaja.

Al dijo...

PRESUMIIIDAAAAAA!!!!

Ah que envidia me das, yo el viernes en la noches estaba webeando, nisiquiera salí...

Pero que padre que pudiste asistir ¿y no grabaron "deuvede"?

Errantus dijo...

Siiiiiii, mecanizada quiero seguir. Besitos yayo, y regresa pronto a Madrid.

Uy, Mithras, no empecemos a hablar de edades. Total, lo importante es que seguimos vivos, y yo quiero cumplir por lo menos otro tanto de lo que ya tengo encima de años. Eso si, ve a ver el musical con la mente abierta, porque yo al principio no entendìa un carambas.

Al, no se si filmaron o no un "deuvedé", pero de que hubo cámaras de noticieros, eso es indudable, ya me tocó ver un trocito del final en un programa de arpías de TV. Y muérete de la envidiaaaaaaaa. =P