sábado, octubre 21, 2006

A los amigos se los elige, a la familia no

¿Cuántas veces no hemos oído esta frase? Cientos, en especial cuando se empieza a quejar uno de que la familia no coincide con lo que somos, pensamos y esperamos. Y es cierto, porque cada individuo es un ente diferente con su propia personalidad, hijo de su padre y madre. Si, a la familia no se le elige, o eso pensaba hasta hace poco, hasta que me di cuenta que lo que no se elige son los lazos de sangre, pero hay otro tipo de lazos que se eligen conscientemente. Y es que las familias no se conforman únicamente de gente que comparte un adn, sino de quienes comparten momentos en común, una o muchas historias, complicidades, pequeños hilos de un gran tejido, y unos lazos formados por sentimientos.

Al día de hoy puedo decir que mi familia es muy pequeña, si es que solo incluyo el adn. Somos cuattro gatos locos, pero si empezamos a contar a la esposa de mi hermano, sus padres, mis tios, primos, sobrinos, ammgos de los primos a quienes siempre he visto como primos, etc... la familia crece increíblemente. Y si a esto aumento las amistades de años, aquellos con quienes me unen años de experiencias communes, complicidades, alegrías y malos tragos, ya ni digo. y justo hoy, puedo decir que mi familia es enorme, porque me estan haciendo tía por todos lados, aunque mi hermano aun no sea padre, y es que es la temporada en que mis amigos cercanos están teniendo descendencia. Uno tras otro van anunciando los nacimientos, y voy conociendo a esos retoños que se ganan mi cariño, tan sólo por el hecho de ser hijos de gente a la que de verdad aprecio. Y es así que me convierto en tía cada pocos meses, y me alegro de ir incorporando nuevos miembros a mi familia, porque a fin de cuentas, la familia se lleva en el corazón, no en un libro de familia o un acta de nacimiento.

Felicidades a Coco y Yanna, que mañana verán por primera vez el rostro del pequeño; felicidades a JL y Polilla, por la preciosa nena que les cambió la existencia; felicidades a Lilith y Oneiromancer, porque pronto tendremos a Su Pequeña Ominosidad entre nuestros brazos. Frikis del mundo: Multiplicaos.

3 comentarios:

MJ dijo...

Dios mío, cuanto desgraciao en el mundo por dios... Y nada, una venga a decirles que estais locos, que los niños se cagan,te sacan la pasta a cambio de disgustos y luego te meten en el asilo, como te descuides hasta antes de haberte jubilado... Pero ellos, nada, halaa, ahí, a reproducirse...

:D

Si los críos no fueran tan monos, que habría sido de la especie "ubana"

Ag.

Felicidades y pesames de seguido para los futuros papás y un abrazo emocionado para Rita, de un miembro de su familia de lejos (no de corazón, ¿eh?)

Cuidate mucho, cielo ;-)

El Duque dijo...

Coincido contigo, Aquila. Por eso hace eones que eres como mi hermana.

Aunque por unos escasos segundos, se conmovio esa vieja vicera que llevo en medio del pecho, a guiza de corazon ¿Me estas hablando a mi, Señor?

En fin, bienvenidos sean.

Lilith dijo...

Enhorabuena por esos próximos nacimientos en tu familia...Un besote :)