miércoles, septiembre 12, 2007

¿Porqué todas quieren ser princesas?

Como ya lo he comentado antes, pasé por un periodo de anorexia muy fuerte hace relativamente poco tiempo y parte de mi recuperación fu escribir en este mi blog algunas de las barbaridades que me pasaban por la mente y el cuerpo. En fin, a raíz de esos posts tengo cientos de visitas y comentarios de chicas que viven la misma problemática, y de vez en cuando me doy una vuelta a sus blogs. Obviamente, algunos mensajes son desgarradores, otros dan ganas de sacudirlas a bofetadas (cosa que no sirve de nada como bien sabe servidora) y otras mejor reir por no llorar. Como sea, lo que me llama poderosamente la atención es que la mayoría de estas chicas son adolescentes, y casi todas se ponen nicks de princesas. Princesas de Disney o similares. ¿Porqué demonios todas quieren ser princesas? ¿Porqué ninguna quiere ser Barbie, o Bratz, o Jessica Rabbit o por lo menos Pitufina? ¿Afan de no crecer? ¿Tiene que ver con las ganas de quedarse con un cuerpo asexuado? ¿El rechazo a las curvas y la madurez? No lo sé, son reflexiones. Es sólo que a veces pienso demasiado en lo que no debo.

10 comentarios:

Juan RRR dijo...

Curioso, pero el caso es que esas princesas no necesariamente son asexuadas, quizás lo fueran hace 20 ó 30 años cuando eramos niños pero si observas el "retrato grupal" de tu post resulta que poseen una alta sexualidad y algunas son bastante voluptuosas.

¿Tendrá que ver más bien con cierto ideal o concepto de la belleza que se aleja de lo físico?

Errantus dijo...

Interesante lo qe comentas Juan, tienes razón de la sexualidad de las princesas disney. Curiosamente no es eso lo que veo cuando me meto a los blogs de algunas de las otras princesas. Debe ser más la cuestión de un ideal, sentirse con ganas de ser protegidas de un medio que les resulta altamente hostil o algo por el estilo.

Anónimo dijo...

Complejo de cenicienta creo que le llaman a eso, aunque desde mi ignorancia en lo que se refiere a los intríngulis de la psicología me hace desconfiar de esas etiquetas posmodernas.

Ah, cuanto tiempo he ganado para leerte, mi querida cachanchana. :-)

perenquén.

Ilión dijo...

Francamente no lo sé, porque yo nunca he querido ser princesa. En todo caso princesa amazona, o algo así, eso me iba más...

Errantus dijo...

Mi estimado canchanchán, a ver si retomas tu blog ahora que tienes tiempo. Que tu espacio para decir lo que piensas “No tiene precio”.

Mi querida Ilión, ¿No querías ser como She-Ra de casualidad? ¿O ir repartiendo mamporros más salvajemente como la hermanita menor de Dave el Bárbaro?

Ilión dijo...

A mí me gustaba She-ra, la mujer invisible de los 4 fantásticos, Tormenta... yo quería ser una heroína y luchar contra los malos. ;)

Ah, y una amazona, también.


Lo de las princesas es más una cuestión psicológica que física...

BBoop dijo...

Pues que yo recuerde, no me llamaron mucho la atención las princesas. De pequeña decía: Bueno y porque no se escapa de la torre? Porque tiene que esperar a que alguien la salve? Que tonta...

Y al igual que Ilión, siempre me llamaron más la atención las heroínas.

Recuerdo que a mis barbies siempre las rapaba y las mutilaba... :P

Shera dijo...

Yo, como Ilión, siempre quería ser amazona y como no She-Ra. Eso sí, siempre ser la más fuerte.

Shera dijo...

Por cierto, mis barbies se diferenciaban facilmenete de las de mi hermana...eran las que no tenian cabeza.

Anónimo dijo...

Esto, Shera... ¿Y cuál era la diferencia? No lo pillo, eh. ¿Una Barbie con cabeza? ¿Se lo permite Kent?

Perenquén.