martes, agosto 16, 2005

Charlie y la fábrica de chocolate

Hace unos días he podido echarle el ojo a este remake del "clásico" de los 70's Willy Wonka y la fábrica de chocolate. Es obvio que la tecnología ha podido hacer mucho en favor de esta nueva versión, que se adapta a nuestros tiempos a través de la visión de una fábrica mitad país de las maravillas, mitad laboratorio de un científico loco, que a fin de cuentas es lo que Wonka es.

Pese a tratarse de un cuento infantil con estereotipos y moralejas incluidas, Tim Burton logra sacar jugo a la historia, dándole un toque de excentricidad y locura siniestra que son su marca.

Johnny Depp hace un Willy Wonka bastante extraviado, errático, alejado por completo de la realidad, sumergido en su propio mundo de fantasía cual moderno Peter Pan, y justo ahí es donde se haya la clave para el desarrollo del personaje, que a ratos parece una caracterización de Michael Jackson, lo cual le hace más inquietante aún.

Como ya comentaba, la historia ha sido actualizada, lo cual hace que algunos de los personajes hayan sido adaptados. En esta versión vemos a una Violet Beauregarde más agresiva, con una madre exageradamente proactiva, capaz de comerse al mundo de un mordisco, en vez del padre vendedor de autos usados de la primera versión. Veruca Salt simplemente genial, con esa actitud de niña mimada imposible de superar. Mike Teeavee es genial, un niño completamente tecnologizado, hijo de unos Prigs que no le entienden la mitad del tiempo. En cuanto a Augustus Gloop, en esta versión es más grotesco, una caricatura del personaje original. Y no olvidemos a los Oompaloompas, que en esta ocasión son un único actor replicado ad infinitum que hace unos personajes deliciosos, especialmente por las coreografías, y los uniformes retrofuturistas, además de una imagen menos extravagante que la de sus predecesores.

Definitivamente, los efectos especiales son una parte sumamente importante de la historia, pues el bombardeo visual es el que nos sumerge en un mundo mágico y escalofriante, empezando por el Burtoniano paisaje de chocolate, que resulta un jardín un pelin retorcido, inquietante, con una estética que nos recuerda a Una pesadilla antes de Navidad. Una delicia para esa parte infantil que todos llevamos dentro, no importa que la moralina sea parte primordial de la historia.

11 comentarios:

César dijo...

Odie a los Umpa loompas y sus numeros musicales . . .

César dijo...

Odie a los Umpa loompas y sus numeros musicales . . .

Errantus dijo...

¿A quién te recordaron, cielo?

Nacho dijo...

Acabo de llegar a casa después de verla y sigo con esa sonrisa perpetua que te entra cuando has disfrutado una actividad como un niño pequeño. No he leído a Dahl, así que no puedo hablar de adaptación, pero como cuento moral moderno es de quitarse el sombrero.

Para darle de comer a parte es la imaginería a la que Burton consigue dar vida: como siempre, espectacular. Están empezando a proliferar películas de este tipo (estoy pensando en la de Lemony Snickett), pero el sello de las producciones de este hombre es único. Colorista, imaginativo, ocurrente,... Los números musicales de los Oompaloompas me han encantado, aunque, como siempre aquí, nos los han doblado :( Y ciertos pasajes, como el río de chocolate, el proceso de pelado de nueces o la sala del telechocolate son de quedarse con la boca abierta. Si el cine se puede ver como una gran máquina de recrear la realidad para devolverla cambiada y dársela con queso al espectador, aquí Burton se ha salido.

Hay que verla.

P.D: No había pensado en lo de Michael Jackson. Es una interpretación inquietante, porque analizado el personaje... parece él. Aunque supongo que estaba escrito primero.

Errantus dijo...

Cierto, estaba escrito primero como alguien un poco fuera de la realidad, pero es que Depp lo ha clavado a Jackson. De verdad es para dar miedo.

Consumidor irritado dijo...

La pelicula parece lo suficiente interesante para pasar a la "lista de espera".

Liebre de marzo dijo...

Hola!
Dicen que la adaptación que se hizo primero, la de Gene Wilder dejó al autor tan defraudado que no permitió que los mismos hicieron la segunda parte.

Creo que le habría pasado lo mismo con esta, porque de hecho, respeta más al libro la primera que esta segunda y a esta segunda le falta magia.

Si no fuera por Deep no habría tirón (de hecho, eclipsa al resto). Los números musicales son malísimos y la traducción pésima, la vocalización ya era para morirse y no de risa.(¿Alguien entendió algo de lo que cantanban?)

Por otro lado, el libro, es para disfrutar niños y adultos, y no sólo adultos que sean aún un poco niños. El enfoque de la película es demasiado infantil y con una moralina al final, muy comercial e hipócrita al saber la procedencia de la película.

Yo esperaba más.
Salu2,
La liebre de Marzo

Errantus dijo...

Afortunadamente, en México tenemos la sana costumbre de las películas subtituladas, y las dobladas generalmente las ven las familias con niños pequeños. Los musicales en inglés son muy buenos, desconozco las adaptaciones.

Liebre de marzo dijo...

¿Todas las películas que llegan a México se ven subtituladas? ¿En serio?

Errantus dijo...

No, no todas. Las que vienen en español no las subtitulan. ;)

Las de público en general (es decir, aptas para niños) suelen presentarse en versión subtitulada y en versión con doblaje. Ya depende del espectador la versión que prefiera. Y las pelis para adolescentes en adelante, todas subtituladas.

Liebre de marzo dijo...

Pues está super bien. :-P Entonces, has tenido más suerte que nosotros al ir a ver "Charlie y la fábrica de chocolate".

Aprovecho para felicitarte por el blog.

Salu2