jueves, mayo 03, 2007

La presión de los medios

Prendo la TV en VH1 y me encuentro un programa sobre famosos delgados, por no decir anoréxicos. El programa va de "Las 20 celebridades más flacas" y comienza hablando de las portadas de revistas de chismes en USA, donde no falta la foto acerca de alguien exageradamente delgado, generalmente una chica. Nos hablan acerca de que todos niegan que tengan problemas de alimentación, de sus brazos tan delgados, de las piernas cual hilos, de los huesos que se marcan en la espalda y las costillas. Las palabras generalmente giran respecto a pasar de voluptuosa a huesuda, de las dietas donde se ha eliminado toda clase de azúcares, carbohidratos y grasa. Todo excelente, si, se trata de combatir la anorexia con ejemplos extremos, lástima que entran los anuncios y te informan que el siguiente programa es un reallity sobre famosos obesos que compiten para bajar de peso: "El club del sobrepeso".

Y comienzan las contradicciones, por un lado te critican el bajo peso, pero te dicen lo fabulosa que se veía con kilos menos. Hablan de la feroz competencia en Hollywood por mantenerse delgada, por cumplir un canon estético. Mencionan de la "responsabilidad" que tienen las famosas jóvenes por mostrar una imagen saludable, ya que son un ejemplo que miles de chicas imitan. Pero no hablan casi de la enorme presión a que someten a estas starletts con semejantes responsabilidades, ni que se busca a toda costa el cebarse con alguna personalidad, a como dé lugar, para vender morbo. Que si fulanita está muy gorda, que si vean cómo se desborda, y a seguir sobre ella hasta que adelgaza más y más, para después quejarse de lo flaca que está. Y todo ese bombardeo negativo, ¿no afecta también a las miles de gentes que lo leen?

Por un lado vemos reportajes sobre la anorexia, para páginas, canales u horas más adelante ver que se promueven las dietas, el ejercicio extremo, la ropa reveladora en modelos de tallas minúsculas, y cirugías plásticas de todo tipo. ¿No resulta todo esto un poco sicótico? Para terminar, encuentro un anuncio de Nike que muestra a una buena cantidad de chicas en quirófanos a punto de entrar a cirugía plástica y liposucciones,que repentinamente toman conciencia de que esa no es la forma correcta de hacer las cosas, y a ritmo de reguetton o algo semejante nos cantan "Suda el jamón para que te pongas bombón". Bonito mensaje, a primera vista, hasta que se nota que si invertimos en cirugías en vez de ropa de marca para ir al gym, quien pierde ventas potenciales es Nike. Quizás ahora la anorexia disminuya un poco al estar tan expuesta y empecemos a ver una escalada en la bulimia y la vigorexia. ¿Quién sabe?

3 comentarios:

Al dijo...

Que duro, y es que la presión de los medios es indecible, de dar asco.

No debes estar gordo, debes tener mucho dinero para ser feliz, tienes que acabar con tus competidores, todo es relativo, no hay ya puntos base, más los que se fabrican con cierta periocidad...

Asco de mundo

made in brain, andrey. dijo...

yo por eso me mudare de planeta! =)

Errantus dijo...

Yo también quiero mudarme, especialmente a uno que no tenga problemas de calentamiento global, además de tanto marujeo. =P