jueves, septiembre 29, 2005

¡Genial! ¡Se fue la luz!

Por razones de mantenimiento, seguridad y demás, nos quedamos 3, si, TRES HORAS sin luz en la oficina. ¿Qué hace una normalmente cuando no tiene trabajo? Yo navego, posteo, chateo, entro en los foros, me pongo a leer noticias o buscar imágenes y seguir links para ver qué sorpresa me encuentro.

¡Genial! ¿Y cuando no puedes trabajar precisamente porque no hay luz? Mis compañeros estaban vueltos locos, pues hasta para platicar entre nosotros usamos el msn. ¿Nadie trae un reproductor de CD's? Pregunta uno, cuando todos usamos directo el ordenador. El único diario que existe es de hace 3 días. Las pocas revistas están más que vistas. Nadie trae una baraja o cosa semejante, pues eso se juega en pantalla. Tampoco podemos abandonar la oficina, pues se supone que tan sólo iban a ser 30 minutos lo que duraría el apagón. Además, en el último piso del edificio, no resultaba muy apetecible bajar y volver a subir a pie.

¿Qué hicimos estas 3 horas? Los demás, volverse locos, refunfuñar, salir a tomar aire a la terraza (sin poder fumar, está estrictamente prohibido), juntarse en grupitos y platicar del clima, la familia o sepa usted qué más. Todos con la cara del adicto que sufre por abstinencia. Así de raros somos en este lugar. Yo, por suerte, siempre cargo un libro, sino físico, al menos en la PDA. Así que me acomodé con la seguridad de que ahora sí no me dirían nada si sacaba un libro y me dispuse a terminar El cumpleaños del mundo y otros relatos. No pude terminar mi cometido, las interrupciones constantes y la llegada de la luz me dejaron con 50 hojas pendientes. Posiblemente mañana suba mi opinión sobre el libro, aunque siendo de la Leguin, los que me conocen ya saben que serán positivas.

¿No sería posible que nos vuelvan a dejar sin luz?

2 comentarios:

Ultimo Aliento dijo...

Esperare con ansias esa opinion, todavia sigo disfrutando el recuerdo de "Los desposeidos" :D

Silvanita dijo...

mmm.... a mi me paso igual y me dedique a tomar mate y mirar la gente pasar durante una laaaaarga hora.