miércoles, septiembre 07, 2005

Un tiempo para cada cosa

Decían en Far away so close que hay un tiempo para reir y un tiempo para llorar, un tiempo para nacer y un tiempo para morir. Dicen que son frases de la biblia, no lo sé, no importa. Lo importante es que encontrar el tiempo justo para cada cosa es esencial, y cuando algo ocurre fuera de tiempo se nota. Hay libros magníficos, con una prosa exquisita, con ideas geniales, enseñanzas importantes, o tal vez excelentes y apasionantes escenas pero, si caen en el momento equivocado entre nuestras manos, pueden recibir los peores calificativos por nuestra parte. No importa si un libro es una verdadera maravilla, si llega en un momento erroneo puede que jamás reciba una segunda oportunidad.

Y es que hay libros para cada etapa y situación, incluso dentro de la obra de nuestros autores favoritos. Aún recuerdo la de veces que dejé de lado El lobo estepario sobre mi mesa de noche, pues no estaba preparada para disfrutarlo. En estos casos se tiene suerte, pues puede dejar madurar la mente antes de acometer la empresa. Desgraciadamente, cuando puse mis manos sobre Sidharta el tiempo de dejar huella en mi mente ya había pasado. Será por eso que ya no disfruto de las dragonadas, pero sigo maravillándome con Ende y con libros supuestamente infantiles. Porque no hay que olvidar que hay libros con diferentes niveles de lectura, claro, y eso los enriquece aún más, pues cada relectura arroja nuevos datos. Y no es que el libro haya cambiado, sino que uno lo ha hecho, y tras la transmutación puede ver las cosas desde otra perspectiva más enriquecedora.

Ahora bien, el verdadero reto es definir a qué grupo pertenece un libro que no nos ha gustado, si al de aquellas obras a las que aún no les ha llegado su tiempo, o a aquellas que simplemente son un desperdicio de tinta y papel; obviamente, hay más de las segundas que de las primeras, que gente con maña para vender mediocridades disfrazadas abundan. Lo que ayuda, en buena medida, es escuchar las opiniones de otros con gustos similares a los propios, voces con cierta autoridad para uno, gente que sepa argumentar el porqué recomienda una obra sin destriparnos la misma. Y, aún así, tener la seguridad de que tarde o temprano se encontrará uno discrepando de la opinión de su gurú, pues nadie es infalible y las ópticas bajo las que se califican las obras tienen mucho que ver con las vivencias que se tengan en el momento de abordarlas. De momento yo tengo aparcado Juego de Tronos, no tengo paciencia para leerlo, será que aún no le ha llegado su tiempo.

5 comentarios:

Nimraithkar dijo...

Si no tienes paciencia dejalo aparcado. A mi me entretuvo pero nunca entenderé el motivo de tamaño exitazo. Me gustó, pero solo eso.

Es verdad que los libros parecen otros cuando los abrimos según en que epocas. El libro estepario lo he leido 3 veces y las 3 he encontrado diferentes cosas en él.

Yo no se argumentar ni explicar los motivos por los que un autor me emociona mas que otro y no he encontrado tampoco un "gurú" en quien confíe plenamente cuando recomienda algo, pero me voy dejando guiar por unos y por otros y voy incorporando autores u obras a mi lista de favoritos (y condenando inevitablemente a algunos otros)

Fran Ontanaya dijo...

Es cierto. Y muchas veces hace falta volver atrás para rectificar una primera impresión. Yo dejé de lado las Leyendas de Bécquer la primera vez que intenté leerlas.

En cambio, hay libros que aunque pasen los años (y aún con ánimo de revisar esa primera opinión) se me siguen atravesando (como Dune, uff).

Errantus dijo...

Bueno, en ocasiones se da uno cuenta que los libros prometen, y lo que hace falta es que uno madure, ya me pasó no sólo con Hesse, sino también con Kafka y El castillo. En cambio, a King y su Salem's Lot no les vuelvo a dar una segunda oportunidad. Fijo.

Y respecto a Dune... yo creo que ya se pasó la edad para disfrutarlo, se requiere más inocencia, creo yo, menos experiencia literaria. Yo qué se.

Nimraithkar dijo...

Ahhh Béquer que atrapó desde la primera vez! y eso que fue lectura obligatoria en el cole...

Ahora estoy con Choque de reyes (es así) bueno, si ya empezamos habrá que acabar. Como todo el mundo, no?

Aina dijo...

Pues deberias ponerte a leer "Juego de tronos". Una pasada aunque algunas cosas no me gustaran. Pero si lo haces ten presente que engancha :D