martes, octubre 25, 2005

No pierdas la cabeza

Los viajeros llevaban algún tiempo siendo seguidos y molestados por la panda de chiquillos menesterosos que buscaban alguna moneda o un méndrugo de pan, ya fuera por medio de la compasión, ya fuera por cansancio.

El más alto se mostraba irritado, y empezaba a maldecir, mientras su compañero caminaba despreocupadamente a su lado al tiempo que jugueteaba con su espada corta.

-Estos mendigos empiezan a volverme loco. -Masculló el primero.
-No pierdas la cabeza... -Dijo su compañero soltando repentinamente un mandoble que cercenó la testa del mocoso más cercano.-...Deja que sean otros quienes lo hagan.

3 comentarios:

paco dijo...

¿Y no seria que los chavitos esos nada mas estaban pidiendo su calaverita? X-D
Vale, vale, ya me voy

saludos

Errantus dijo...

¿De dónde crees que saqué la inspiración Paco? >;)

Anónimo dijo...

¿Se supone que esto es entretenido?