martes, noviembre 15, 2005

La compulsión de acumular

Sábado en la tarde, en cama tras una tertulia que terminó a las 7 am, aprox. El cerebro sintonizado en un canal vacío y la TV en uno de Discovery, únicamente como ruido de fondo. Repentinamente, una imagen me shockea y saca del limbo. Programa de decoración o cosa semejante, fanáticos de los libros reformando el hogar y presentador-gurú-decorador diciéndoles que no es posible acumular tanto. Hay que deshacerse de todos los libros que ya se leyeron.
¿QUE QUE? ¿ARYUFOKINCREIZI? ¿DESHACERSE DE TODOS LOS LIBROS LEIDOS?
Inmediatamente salto de la cama y me dirijo a mi biblioteca personal, mi preciossssssssso, mi tesssssoro. ¿Cómo deshacerse de los libros? ¿Cómo dejarles huérfanos tan sólo porque ya los he leido? y mientras tanto, el maldito gurú apocalíptico sigue con su retahila de consejos, diciendo que si se quiere conservar un libro, ha de ser porque sea tan bueno que seguramente en el futuro apetecerá releerlo. Por tanto, con guardar unos 10 o 15 libros ya leidos basta.
Un escalofrío recorre mi columna de sólo pensar en semejante salvajada. ¿Deshacerme de tooooodos esos libros y quedarme únicamente con 10 o 15? ¿Cómo decidir cuáles serían los únicos que releería? ¿Cómo decidir de qué ánimo me hallaré en el futuro para ponerle de nuevo la mano encima a X o Y libro en particular? ¿Qué hace a un libro mejor que a otro? ¿Qué les hace descartables?
No, lo siento. Me rehuso a seguir oyendo semejante sarta de delirios y malos consejos. Mi biblioteca particular es mi tesoro, me gusta compartirla con los amigos, y así he perdido como el 30% del material comprado, si no es que más, pero a fin de cuentas, esa es mi forma de compartir mis libros y deshacerme de ellos, dejándolos en manos de alguien que les encuentre valor y les saque provecho. Pero de ahí a mandarlos a la basura, hay una gran, diría que abismal diferencia. Soy acumuladora compulsiva, lo siento, mis libros no salen así de casa, antes sale el pariente, fijo.

4 comentarios:

paco dijo...

Pues en verdad que es una pesima manera de pasar una tarde de Sabado despues de la tertulia, parece mentira que permitan ese tipo de sugerencias en un canal televisivo, pero hay gente que no tiene conciencia, ahora que si decides hacer caso del guru ese, avisame para ayudarte a hacer espacio en tu casa X-D.

Pero como no creo que lo hagas, por lo pronto manda a la estacion televisiva un comando de Perros de Tindalos para que les enseñen lo que es un verdadero decorador de interiores, ya ves que son muy duchos en eso de la composicion artistica.

saludos

César dijo...

Alguna vez, durante una depresión , decidi regalar todos mis libros . . . eso fue hace 6 años.

Y no he parado de arrepentirme, regale libros de mi niñez, libros de fantasia, libros de cuentos, libros de mitos . . . tenia años buscando Kalpa Imperial en las tiendas de libros usados, hasta que tu me lo regalaste...

Ahora prefiero, regalar de vez en cuando alguno de mis libros, a alguien que se que lo va a adorar... pero , jamas, jamas volvere a cometer tal burrada, cada libro que tengo es un placer secreto, es una ilusion que solo yo entiendo y que solo se aplica mi.

MJ dijo...

Me he puesto mala de pensarlo, Errantus, mare del amó hermoso...

Eso no es un gurú es el Satanás de los Satanases.

Xanadu dijo...

Nunca, nunca nunca tiraré los libros...si acaso y si no me queda otro remedio, alguno de ellos me puede sacar de algún apuro económico en caso de necesidad y eso sería si me estuviera muriendo de hambre y ni siquiera en ese caso lo tengo claro.

Se empieza tirando libros y se acaba quemádolos... y si no, leed a Bradbury.