martes, noviembre 01, 2005

Nuestra ofrenda de muertos

Pues en la oficina nos dió por seguir la tradición y montamos una mini ofrenda. Nada muy elaborado, pero bastante lucidor. Lo mejor fue el trabajo en equipo, el unirnos para un proyecto distinto de los propios de nuestra labor.


No hubo dedicatoria en esta ofrenda, ya que nadie se animó a traer fotos y los supersticiosos no quisieron que se dedicara al personal. Pienso yo que una ofrenda dedicada a Elvis, Pedro Infante, Bob Marley, Poe o Rigo Tovar y Chico Ché habría sido una buena idea. pero ya se sabe que en cuestiones grupales no siempre salen las cosas como uno quisiera... Por cierto, tampoco pusimos a mi Molly. Se habría visto divina de la muerte -nunca mejor dicho XD.

2 comentarios:

Yana dijo...

En verdad nos quedó bonita.

Saludos congelados.

Atentamente,

Tu vecina de enfrente.

Consumidor irritado dijo...

Faltan los muertitos efectivamente, pero... ¿habria valido una catrina?