lunes, junio 27, 2005

Olvidado Rey Gudú


Lo prometido es deuda. Terminado este fin de semana el libro. Debo decir que es una pena que haya dejado pasar tanto tiempo antes de decidirme a abordar la empresa, pues la narración es cautivante. Ana María Matute desarrolla una trama atrapante donde nos cuenta la historia de una dinastía olvidada de grandes guerreros, y grandes pasiones también. Conforme avanzan las hojas, vamos siendo testigos de la construcción del grandioso reino de Olar, reafirmado y engrandecido de generación en generación. Poco a poco conocemos las pequeñas y grandes historias de quienes viven en el agreste norte y el plácido sur; las maravillas de una tierra llena de magia y encanto, donde los humanos aman y mueren, mientras los inmortales ocasionalmente se ven involucrados en sus vidas. Choques de razas y generaciones, de formas de ver la vida, sujeto todo a la imposible ambición de llegar al confin del mundo, de conquistar algo más allá, que en realidad es la ignorancia.

Es curioso como el reino de Olar es reflejo de quienes lo rigen, pues si los primeros gobernantes del bastión, que en un principio constituye todo el patrimonio de esta dinastía, son seres salvajes, bestiales y ligeramente contrahechos, conforme el linaje avanza y se entremezcla surgen ejemplares maravillosos y puros, quizás demasiado para su propio bien en semejante ambiente. Poco a poco vemos como va tomando forma un relato al principio demasiado realista, para irse suavizando paulatinamente con sutiles pinceladas de fantasía, con historias hermosas e imposibles, entretejidas enmedio de los hechos más brutales.

Ya desde el nombre del libro sabemos que nos encontraremos con una historia de olvido, como constantemente lo repiten los personajes, que de padres a hijos van pasando la enigmática frase: "Y del este, el olvido". La siempre presente ausencia de algo, el olvido planeando sobre todo como una sombra amenazante.

Son tantos y tan variados los temas que trata este libro, que resulta dificil detenerse en uno en concreto, debido a la riqueza con que lo dotó su autora. Baste pues decir que es bastante recomendable, de lo mejorcito que he leído en mucho tiempo.

Olvidado Rey Gudú
Ana María Matute
Espasa Narrativa
896 Páginas.

5 comentarios:

Nimraithkar dijo...

Hoy en la mañana venía leyendo en el diario un reportaje sobre la autora. Cumple 80 años!!! y sigue escribiendo. Me entraron ganas de leer esa trilogía (ya veo que no se había perdido y que rompiste con la maldición de olvido que llevaba arrastrando).
Me gustan las historias de olvido aunque siempre me dejan un poco... pensativa

Errantus dijo...

Es dificil concentrarse sin la dosis habitual de cafeína, pero trato de hacerlo. por cierto, gracias por recordarme la olvidada isla de las muñecas, ahora que viene Magrat a México es una buena ocasión para ir.

Lee al Rey Gudú, no te arrepentirás. Al menos yo, ya no podré olvidarlo.

Nacho dijo...

Es un libro que me asustó mucho porque no deja de ser un "tocho" extensísimo, y hace tiempo que dejé atrás mi pasión por los libros de más de 400 páginas. Sin embargo me pareció una lectura maravillosa que además en el futuro permite segundas (y terceras) lecturas. Algo que muy pocos libros ofrecen.

Lo triste es que de Ana María Matute no he leído nada más. Ahora mismo (como los últimos años) estoy en una fase depravada en la que prácticamente sólo leo narrativa fantástica. Duele reconocerlo.

Errantus dijo...

Como ya lo he comentado antes, Nacho, me fío mucho de tus gustos. Hasta el momento jamás me has decepcionado.

De verdad me congratulo de haber seguido tu lejana recomendación. Este libro voy a poder disfrutarlo muchas veces.

Nacho dijo...

(ahora es cuando aquí se pone la carita esa del sonrojo)