miércoles, mayo 25, 2005

A fin de cuentas, lluvia

Sales de casa a caminar. El dia es triste, gris, como siempre. Sin ella nada tiene sentido, y las humedades de otras no logran sino acrecentar su ausencia. De nada sirvió sacar el colchón y reemplazarlo con uno nuevo. No es tan facil sacarla de tu mente, de tu sangre...
Te cansaste de la humedad de tus lágrimas lloviendo sin descanso y, mientras miras a la gente correr a ocultarse, tomas la decisión y sales al descubierto. Tu rostro arde mientras la lluvia ácida lo deshace, pero ya no importa. A fin de cuentas, es solo lluvia

4 comentarios:

Elisabeta dijo...

A veces un baño de lluvia nos purifica el alma aunque no logra borrar la huella de otra persona.Es un poco de oxígeno.Besos

Errantus dijo...

A veces purifica hasta puntos inimaginables, no en vano el agua es parte de los más antiguos rituales. y a fin de cuentas, somos agua Eli.
Besos

Aryxael dijo...

No te hagas Errantus, si con el agua pierdes tus poderes.

Errantus dijo...

Mi querido tomandante, le voy a abrir corte marcial por divulgar información clasificada. >=P